Y qué largo es el camino para el viajero,
¡errando a través de tantas vidas!
Permítele descansar,
no dejes que sufra,
no dejes caer en el sufrimiento.

Necesitas descansar, has vagado suficiente.  Estás cansado, completamente agotado, harto, aburrido.  Ahora es el momento.  No sufrirás más.  No vuelvas a caer en el sufrimiento constantemente.  Caer en el olvido es sufrir, recordar es salir del sufrimiento.  Y el descanso es la etapa más necesaria para recordar, para darse cuenta.  La relajación es todo el arte tanto de la meditación como de la dicha.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website