Permanece en silencio, amoroso y sin miedo.

Permanece en silencio; aprende a estar cada vez más en silencio.  Y amoroso, porque si tu silencio no es amoroso te hará insensible.  Entonces tu silencio será el de un cementerio; apagado y muerto.  No será un silencio que pueda celebrar, cantar y bailar.  No será un silencio que pueda retoñar en mil y una flores.  Por eso Buda inmediatamente dice:  debería ser amoroso.

Y el amor solamente es posible si no tienes miedo, si estás asustado, no puedes ser amoroso.  Quien tiene miedo de algo -la muerte, la policía, los jueces, el gobierno-, quien tiene miedo de algo no puede amar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website