Libérate de los apegos.

¿Por qué está viviendo la gente con tanta desgracia?  Por la simple razón de que se aferran a las cosas.  En el momento en que te apegas a algo estás creándote miseria, porque nada aquí es permanente.  La vida es un río en continuo movimiento, cambiante, ni siquiera puedes predecir el momento siguiente.  Por lo tanto, si te aferras a algo que un momento después se te escapará de las manos, sentirás un gran dolor, una enorme miseria.

Y la ironía es: si no llegas a perderlo y sigues teniéndolo, cumpliendo con tu deseo, entonces también un día estarás muy harto … .  Porque la mente siempre necesita algo nuevo para distraerse.  La mente siempre está buscando la novedad, algo nuevo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website