Vive en el gozo, en paz, aun entre los preocupados.

Nunca vas a ser feliz si tu única manera de serlo es que todos los demás sean felices.  Buda está afirmando un hecho simple.  No está diciéndote que no ayudes a las personas, pero enfermándote tú no puedes ayudarles.  El hecho de que tú seas pobre no ayuda a los pobres.  Si el médico también se enferma para ayudar a sus pacientes, ¿vas a decir que es un santo?  Dirás que es un estúpido, porque es entonces cuando necesita toda su salud para ayudar a los demás.

Tienes que ser egoísta primero, transformarte tú primero.  Tu vida en paz, alegre y saludable, puede ser una enorme fuente de nutrición para las personas que están hambrientas de alimento espiritual.  La riqueza material es muy simple.  La gente puede ser rica con un poquito más de tecnología, un poco más de ciencia.  El auténtico problema es cómo ser interiormente rico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website