Todos los seres tiemblan ante la violencia, todos temen la muerte, todos aman la vida.

Necesitamos un mundo completamente distinto, una educación diferente, donde el odio no se enseñe. ¡Hemos creado un mundo muy raro!  Es realmente increíble lo que hasta ahora hemos hecho a la humanidad.  Por un lado enseñamos a odiar a las personas, y por otro vamos hablando de paz.  Por un lado los envenenamos, y por otro les decimos.  «Todos somos hermanos».  Hablamos de hermandad y nos preparamos para la guerra, hablamos de paz mundial y nos disponemos para la guerra.  Es pura neurosis, ¡no es cordura!  Hasta este momento el hombre sigue estando trastornado debido a una educación equivocada.  Todavía no hemos escuchado a los budas.  Ahora es el momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website