2 thoughts on “[5] ¿CÓMO PUEDES PELEARTE?

  1. Aes dhammo sanantano; Buda lo repite una y otra vez: «Esta es la ley eterna». ¿Qué es la ley eterna? Solamente el amor disipa el odio, solo la luz disipa la oscuridad. ¿Por qué? Porque la oscuridad en sí únicamente es un estado negativo; no tiene una existencia positiva propia. No existe realmente; ¿cómo puedes disiparla? No puedes hace nada directamente con la oscuridad. Si quieres hacer algo, tendrás que hacerlo con la luz. Introduce la luz, y la oscuridad se irá; apaga la luz, y la oscuridad viene. Pero no puedes introducir o quitar la oscuridad directamente; no se puede hacer hada con la oscuridad. Recuerda: tampoco puedes hacer nada con el odio.

    Esta es la diferencia entre los educadores morales y los místicos religiosos: los profesores de moral siguen planteando la falsa ley. Continúan proponiéndola: «Lucha contra la oscuridad. Lucha contra el odio, contra la ira, contra el sexo, ¡lucha contra esto y aquello!». Todo su planteamiento consiste en «lucha contra lo negativo», mientras que el auténtico, el verdadero maestro, enseña la ley positiva: Aes dhammo sanantano -la ley eterna, «no luches contra la oscuridad». Y el odio es oscuridad, el sexo, los celos, la avaricia, la ira son oscuridad.

    Deja que entre la luz…

    ¿Cómo se deja entrar la luz? Vuélvete silencioso, sin pensamientos, consciente, alerta, atento, despierto; así es como se deja entrar la luz. Y en el momento en que estés alerta, atento, el odio desaparecerá. Intenta odiar a alguien siendo consciente …

    Esto son experimentos para llevar a cabo, no solo palabras que comprender; son experimentos a realizar. Por eso digo que no trates de comprender solo intelectualmente: sé un experimentador existencial. Intenta odiar a alguien conscientemente y descubrirás que es imposible. O bien la consciencia desaparece, y entonces puedes odiar; o bien, si eres consciente, el odio desaparece. No pueden existir juntos.

  2. Tienes tan poca vida por delante, ¿vale la pena perder el tiempo en pelear? ¿Ganas algo con ello? Con pelear todos pierden, ¿vale la pena vivir perdiendo? Y sin embargo mucha gente perfila su vida en términos de agresión, de pelea. Creen que ganar equivale a imponerse. Son personas que no pueden vivir sin controlarlo todo. Son personas que viven en el miedo a perder en lugar de vivir tratando de ser.

    Toda acción agresiva, de pelea, nace del miedo. El miedo no se orienta solamente a los aspectos externos, como los enemigos o los competidores, sino también y sobre todo a los internos. El deseo incontrolado, la avaricia, la
    depredación, el hacer daño a otros, todo eso está dentro del hombre y genera miedo. Puede decirse que la condición natural del ser humano es el miedo, y que la mayor victoria que se puede alcanzar es vencer el miedo
    interno. El miedo de origen externo se basa en condiciones muchas veces incontrolables, como la cantidad de recursos o la correlación de fuerzas, mientras que el miedo interno se basa en el carácter y en la sabiduría; por
    eso cuesta más vencer al miedo interno, porque ni el carácter ni la sabiduría abundan entre los seres humanos.

    ¿Para qué perder el tiempo en pelear si se puede ocupar más productivamente en el autodesarrollo, en los negocios? La vida es demasiado corta como para perderla en pelear; mejor es ocuparla en derrotar al enemigo interno. Un empresario sabe que los mercados van y vienen, se ganan y se pierden, y los resultados son cosa de probabilidades. La mayor probabilidad se dará cuando el que pelea lo hace unido de la mejor munición y tropas, él mismo. Su carácter, su templanza, su sabiduría.

Responder a Comentarios de Mariano Merino Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website