La tecnología ha llegado a reemplazar múltiples actividades de la vida diaria, pero ¿será tan grande el impacto de la tecnología educativa como para condicionar el fin de las universidades como las conocemos ahora?. Egresado de la licenciatura en Finanzas por la Universidad de Guadalajara. Cuenta con la Maestría en Administración Pública por la Universidad de Nuevo México y con el Doctorado (Ph.D.) en Políticas Públicas por la Universidad de Illinois-Chicago. Realizó estancias doctorales en la Universidad de Chicago, donde se especializó en análisis de políticas públicas, y en la Kellogg School of Management, Northwestern University, donde se especializó en comportamiento y análisis organizacional. Sus intereses de investigación se centran en temas como el impacto de los incentivos monetarios en el cambio organizacional, el financiamiento de la educación superior y el análisis del poder y la política en las organizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website