Para empezar para hacer un OGM se toma una porción de ADN de un organismo diferente o no del destinatario para luego con una pistola genética disparar al núcleo celular del destinatario, que lo integra en su propio ADN así por ejemplo puedes modificar una variedad de papaya para evitar que sea atacada por un virus ,además de este ,son productos transgénicos la soya, algodón y maíz. Comerlos no representa un peligro para nosotros pues nuestro sistema digestivo lo descompone igualmente que otros alimentos sin embargo el problema grave no esta en los alimentos mismos sino en algo que esta muy cerca de ellos en este caso un herbicida llamado glifosato el cual se encarga de matar a las malas hierbas pero es tan poderoso que mata a todos tus cosechas por esta misma razón la misma empresa que fabrica el glifosato llamada Monsanto es la que vende semillas genéticamente modificadas que son las únicas que resisten a este químico el mismo que se queda impregnado en la tierra y puede esparcirse fácilmente por el agua y por el aire matando asi plantas que no debía matar cabe destacar que el glifosato se queda en la piel de los trabajadores como en los alimentos que consumimos pero sin duda lo peor es que el glifosato es una causa de cáncer y eso lo comprobamos en el pueblo de San Salvador en Argentina donde 1 de cada 2 pobladores tiene cáncer también ha aumentado la tasa de niños nacidos con malformaciones los cuales se encuentran en la áreas cercanas a los campos de cultivo. El gobierno de argentina no toma en cuenta esto pues esta actividad agrícola genera el 10 % de su PBI y a medida que mas crece el uso de glifosato mas aumentan las patologías en niños de este pueblo. Aunque esta ciudad no es la única perjudicada pues la mayoría de productos se exportan a todo el mundo los cuales poseen entre un 60 % hasta 100% de glifosato .Sin  duda si seguimos con estas prácticas agrícolas seguiremos destruyendo nuestro ecosistema además de todas la personas que se ven afectadas por el uso de estos químicos Uno de los fumigadores jubilados menciono que el no sabia acerca de los afectos colaterales de los herbicidas y ahora tiene que vivir con las consecuencias /   Tanto el fitomejoramiento clásico como las biotecnologías modernas comprenden conjuntos de instrumentos que utilizan genes naturales como materias primas. Por esta razón, el mantenimiento de la diversidad biológica constituye una preocupación mundial. Ningún país puede prescindir actualmente de recursos procedentes de otras partes. De esta interdependencia derivan los interrogantes éticos acerca de los derechos de las personas pobres y carentes de poder a una distribución equitativa de los beneficios, un acceso equitativo a los recursos genéticos y a las tecnologías y la posibilidad de intervenir en el debate sobre estos recursos. Estos interrogantes y las cuestiones relativas a las medidas complementarias son importantes y se están tratando en otros foros y documentos.Aunque es en las zonas tropicales donde mayor es la diversidad genética agrícola, los instrumentos de la biotecnología moderna son en gran medida propiedad de empresas del sector privado de las zonas templadas. Las personas y las empresas utilizan esos instrumentos para fabricar productos básicos o productos en general, incluidos OMG, con miras a su distribución. Los instrumentos utilizados para producir OMG ofrecen la posibilidad de una adaptación más precisa de los genotipos a las condiciones ambientales, a las necesidades nutricionales y alimentarias y a las preferencias del mercado. Pero cabe preguntarse si los OMG están aumentando la cantidad de alimentos actualmente disponible y si están haciendo que los alimentos sean más accesibles y nutritivos para las personas hambrientas, o si hasta ahora se han limitado a aumentar los beneficios para las explotaciones agrícolas y las empresas. Los interrogantes éticos acerca de los instrumentos que los investigadores utilizan para crear OMG podrían centrarse en cómo lograr que contribuyeran en mayor medida a la seguridad alimentaria, especialmente en los países importadores con déficit de alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website